viding

 

La sociedad ha ido avanzando a lo largo de los años y el cuidado del cuerpo ha ido tomando más relevancia. A las personas les gusta cada vez más cuidarse, verse bien y hacer ejercicio para mejorar su calidad de vida.

El glúteo es un grupo muscular que está involucrado en gran cantidad de movimientos de nuestro día a día: caminar, subir escaleras, levantarse de la silla, etc. Es por esto que debemos asegurarnos de que su funcionalidad y capacidad de fuerza son las adecuadas.

Además, tener un glúteo bien tonificado es importante por varias razones:

  1. Previene el dolor lumbar y diversas patologías de las extremidades inferiores.
  2. Es el grupo muscular más grande del cuerpo, y genera un gran gasto calórico.
  3. Contribuye a tener una excelente imagen corporal.

Por todo esto es muy importante el entrenar adecuadamente el glúteo tanto en hombres como en mujeres. Sin embargo, hoy en día sabemos que las mujeres tienen menor activación en la parte de los tríceps y el glúteo, debido a que su nivel de estrógenos rige el patrón de distribución de grasa.

Es por esto que no nos sorprende comprobar que las mujeres quieran entrenar de manera especialmente relevante, entre otras zonas, el glúteo.

Para conseguir un entrenamiento más eficaz es necesario realizar varios tipos de movimientos en diferentes posiciones y con diversos patrones de ejecución, esto nos va a permitir encontrar los picos de máxima tensión en diferentes puntos, dependiendo del ejercicio realizado.

 

¿Esto qué significa?  

Pues que hay que utilizar varios tipos de ejercicios para conseguir un trabajo completo y efectivo de este grupo muscular.

Por ejemplo, en el Hip Thrust encontramos la máxima activación en el momento de la extensión, en el Peso Muerto conseguimos la mayor tensión en la flexión y ejercicios de extensión como el que se realiza en la máquina Rear Kick activan el glúteo en la fase media del movimiento.

En los ejercicios que tienen el pico de activación en contracción, necesitamos que se trabaje con cargas altas y repeticiones más bajas. En cambio, en los ejercicios que tengan su pico en la fase de estiramiento las cargas y repeticiones deben ser medias.

 

¿Qué podemos hacer para conseguir los resultados tan esperados? 

Tenemos que ser pacientes, a los 30 días de entrenamiento nosotros empezamos a notar el cambio, a los 60 días lo comienzan a ver los demás y a los 90 días de buen trabajo se consiguen los resultados que nos llevan a seguir manteniendo el ritmo.

Para ello, es imprescindible ser constantes y seguir un adecuado plan de entrenamiento en el que deberíamos incluir, al menos, los ejercicios que os proponemos a continuación:

Hip Thrust

Rear Kick

Leg Press Sumo

Peso Muerto Sumo

Bulgarian Squat 

Estos son algunos de los ejercicios más eficaces para el entrenamiento de Glúteo, pero no vale solamente con elegir bien los ejercicios, sino que también hay que dedicarle un tiempo concreto a ese trabajo. En función del nivel de condición física, lo ideal es:

  • 2-3 días a la semana
  • 2-4 ejercicios al día
  • 3-4 series por ejercicio
  • 8-12 repeticiones por ejercicio

Es importante trabajar con cargas altas y repeticiones medias-bajas para poder conseguir un entrenamiento eficiente, para ello, en Viding hemos incorporado varias máquinas específicas para el trabajo de glúteo como la Hip Thrust, que hemos incorporado recientemente, junto con la Rear Kick y la Leg Press mediante las cuales vas a poder realizar un entrenamiento que alcanzará su máxima eficacia.

 

Además, hemos creado un nuevo programa llamado “Lower Body” enfocado al entrenamiento de glúteo y pierna para conseguir los resultados que deseas y poder tener un entrenamiento más enfocado al tren inferior. También puedes encontrar actividades complementarias como el Bunda Viding, en el cual trabajas tu glúteo, tu abdomen y tus piernas.

 

No hay excusas para no entrenar, ¡te esperamos Vidingo!