EntrenaNaturalezaVerano Vidingviding

Llega el verano, ¡No dejes de entrenar!

 

Por fin llega el veranito y las vacaciones, y con ellas las ganas de descansar, divertirse, disfrutar… y ¡¡entrenar!! Y es que todo el esfuerzo que has invertido en estos meses para mejorar tu salud y tu físico se pueden perder en pocas semanas si te descuidas.

 

El verano ofrece nuevas oportunidades de entrenamiento en nuevos entornos, realizando ejercicios no habituales y la posibilidad de experimentar con nuevos sistemas de entrenamiento. De hecho, esto permite aumentar la variedad de los estímulos para conseguir nuevas adaptaciones y/o utilizar estas nuevas formas para regenerar nuestro organismo a través del denominado descanso activo. Esto es una forma de recuperarnos del efecto acumulado del entrenamiento a través de ejercicios diferentes que evitan sobrecargar los grupos musculares y estructuras articulares que durante todo el año estamos trabajando.

 

Actividades alternativas para realizar en verano

 Tanto en la playa como en la montaña el verano ofrece una gran variedad de actividades físicas y deportivas muy divertidas que nos van a permitir mantener una buena forma física, proponemos las siguientes:

 

En el mar:

  • Surf: Un deporte que está super de moda y que favorece la resistencia aeróbica, aumenta la fuerza muscular, la flexibilidad y mejora el equilibrio y la coordinación. Es recomendable realizar un curso de iniciación para aprender a coger las olas y levantarse sobre la tabla.
  • Buceo: Gafas, esnórquel y a disfrutar de los animales y plantas acuáticos, en España hay muchísimas costas con una gran riqueza y diversidad. En el buceo también se entrena la apnea para los momentos en los que se desciende hacia el fondo.
  • Flyboard: Consiste en una tabla con dos potentes chorros de agua que impulsan a la persona a varios metros de altura. Requiere de un gran equilibrio y de fuerza en piernas y core. No es barato pero sí espectacular y muy divertido.
  • Paddle surf: Esta actividad es apta para todos, es fácil de practicar y permite disfrutar de los más bellos rincones y calas. También desarrolla la fuerza de brazos y core, el equilibrio y, si te animas, la capacidad aeróbica.

 

En la playa:

  • Voley playa: Este deporte es ya un clásico que, además de divertido, implica una gran cantidad de movimiento en una superficie inestable, lo que genera un importante gasto calórico. Además de trabajar la fuerza de piernas, glúteo y brazos.
  • Yoga: La práctica de esta actividad está creciendo como la espuma en los últimos años. Y no puede ser más relajante el practicar al amanecer o anochecer en la orilla del mar, dejándote llevar por el sonido de las olas y acompasando la respiración a su fluir.
  • Palas: No pueden faltar en la playa, mejora la capacidad de respuesta, la agilidad y la resistencia, fortalece las piernas, los brazos, el abdomen y los glúteos, y si lo practicas dentro del agua es aún más exigente. Es una actividad perfecta para hacer deporte en familia.

 

En la montaña:

  • Senderismo: Caminar en un paraje natural es una actividad que está en auge, requiere un equipamiento básico (calzado de trekking, ropa transpirable y bastones opcionales) y puede realizarlo cualquier persona, tan sólo hay que elegir el nivel de la ruta.
  • Escalada: Es un deporte exigente a nivel físico, que requiere de fuerza y agilidad. Para realizar paredes verticales es necesario material específico, pero si quieres iniciarte se puede realizar en horizontal, eliminando así el factor riesgo pero manteniendo los beneficios de entrenamiento.
  • Barranquismo: Esta es una actividad de aventura que cada vez tiene más adeptos, siempre debe de ir guiada por un profesional, de manera que el riesgo es controlado, ya que se adaptan las rutas al nivel de los participantes. Muy divertido y estimulante.
  • Piragua: Remar en un río o lago puede ser una actividad relajante, pero también muy exigente si decides que quieres entrenar. Los movimientos con la pala ejercitan especialmente los brazos, la espalda y el core, además de ser un gran entrenamiento aeróbico. Hay muchos lugares donde se pueden alquilar o contratar una ruta guiada.

 

Atención a los riesgos

La realización de actividades en verano conlleva riesgos derivados de las altas temperaturas y la incidencia del sol que es imprescindible tener en cuenta para garantizar que el ejercicio que se realiza es saludable y nos va a proporcionar los beneficios que deseamos.

Estas son las recomendaciones para reducir la incidencia de estos riesgos:

 

  • Prevenir la deshidratación: asegúrate de reponer líquidos, las elevadas temperaturas harán que elimines más líquidos de lo habitual a través del sudor. Trata de beber con frecuencia para evitar que el proceso de deshidratación comience, evitando así los riesgos derivados.

 

  • Evitar las horas de mayor temperatura: trata de no realizar deporte entre las 12:00 y las 17:30, sobre todo en espacios al aire libre donde no puedas protegerte del sol. Aprovecha las mañanas y el atardecer para realizar tus entrenamientos o acude a tu centro deportivo para estar a resguardo de las altas temperaturas.

 

  • Vestimenta adecuada: se recomienda usar ropa adecuada a la modalidad deportiva y transpirable. Tampoco debemos olvidarnos de otros accesorios que nos ayudarán a protegernos del sol como pueden ser la gorra o las gafas de sol, sin olvidarnos del protector solar para evitar quemaduras en la piel.

  

  • Disminución intensidad: por último, si vas a realizar ejercicio con temperaturas elevadas, puede ser necesario reducir la intensidad y no exigir a tu cuerpo lo mismo que en situaciones más favorables.

 

No puede faltar en nuestra propuesta de entrenamiento los programas y sesiones de nuestra App, que están diseñados para que puedas seguir entrenando de manera sencilla durante tus vacaciones, sin ningún coste, y adaptándose a tus necesidades.

CONSULTA AQUÍ LOS ENTRENAMIENTOS DE VERANO DE LA APP VIDA VIDING