RelajaciónVerano Viding

El verano es la estación del año más esperada ya que son muchas las personas que hacen vacaciones durante estos meses. Deseamos con ganas que lleguen esos días de descanso para desconectar del trabajo, la rutina,… y disfrutar del buen tiempo, el aire libre y de todo aquello que no podemos hacer durante el año. Pero a veces, nos cuesta desconectar del todo y en ocasiones seguimos pensando en el trabajo.

Desconectar es fundamental para poder rendir mejor después en el trabajo. Las vacaciones suponen, además de un descanso a nivel físico, un descanso también a nivel mental. Por eso, te dejamos 10 consejos para que desconectes durante tus vacaciones, disfrutes del tiempo libre y recargues las pilas para la vuelta a la rutina.

  1. Déjalo todo terminado y delega. Antes de irte de vacaciones resuelve los asuntos más importantes y finaliza todas las tareas. Si el trabajo no puede cesar delega en los demás y confía en ellos. La confianza en el equipo es primordial para que te sientes totalmente tranquilo sabiendo que el trabajo se queda en buenas manos.
  2. Espera a septiembre. Si tienes que empezar nuevos proyectos déjalos para septiembre. Esto te ayudará a desconectar del trabajo en vacaciones, además que, dependiendo del sector, en verano hay menos productividad y muchos sitios están cerrados por lo que es poco interesante comenzar estrategias.
  3. Avisa de que estarás de vacaciones. Informa de que no estarás localizable durante unos días. Es muy útil activar el modo de respuesta automática “fuera de la oficina por vacaciones hasta…”. Así las personas que contacten contigo sabrán que no puedes atenderles.
  4. Desconecta del mundo digital. Dosifica el uso del ordenador y el móvil, sobre todo si son del trabajo. Cierra el correo electrónico y apaga el móvil unas horas. Consúltalo solo al final del día y no te lleves en tu lugar de vacaciones el ordenador del trabajo.
  5. Aprovecha para hacer otras cosas y cambia la rutina. Deja a un lado la tecnología si sueles pasar mucho tiempo delante el ordenador u otros aparatos digitales y cámbialos por analógicos (libros, revistas…). En verano es el momento perfecto para leer, hacer deporte, quedar con amigos… Dedica más tiempo al mundo real y disfruta de las experiencias del verano.
  6. Disfruta de vacaciones. Organiza tus vacaciones para que no te surjan imprevistos y aprovechar el tiempo al máximo. Planifica actividades divertidas y disfruta de la familia y amigos. Una buena idea para desconectar del trabajo es viajar. Cuando viajamos y conocemos diferentes sitios es cuando más conseguimos desconectar de todo.
  7. Duerme más horas.Olvídate del despertador y aprovecha para dormir al menos ocho horas diarias y disfruta de las siestas. Descansa cuanto tu cuerpo te lo pida. Un buen descanso es muy importante para recobrar energía.
  8. Vive sin horarios. Se acabaron las prisas y mirar el reloj. Cambiar el ritmo es importante para desconectar. Las vacaciones son el momento para bajar el ritmo y dejar fuera las prisas. Olvídate de los compromisos y de todo, ahora es tu momento.
  9. Prohibido hablar de trabajo. Evita conversaciones relacionadas con el trabajo. Recuerda que estás de vacaciones y aprovecha para tener otro tipo de conversaciones que no te hagan pensar en el trabajo. Ya estás durante todo el año hablando de asuntos de empresa, ahora es momento de disfrutar de otro tipo de tertulias.
  10. Regresa de forma escalonada. La vuelta de vacaciones suele hacerse cueste arriba por eso te aconsejamos que no programes demasiadas reuniones y trates de hacer un regreso gradual a las tareas.

Así pues, si quieres realmente disfrutar de tus vacaciones, no olvides poner en práctica estos consejos y todo aquello que te ayude a desconectar.