EntrenaNutriciónVerano VidingVerme bien

Llega el buen tiempo y se acerca el verano. Empezamos a destaparnos, a llevar menos ropa y surgen planes para ir a la playa o a la piscina. En este preciso momento pensamos que nuestro cuerpo no está a punto y necesitamos perder peso rápidamente e iniciar la famosa operación bikini.

 

En ocasiones durante la operación bikini se cometen errores que pueden poner en riesgo nuestra salud y que se convierta en un fracaso a corto o a largo plazo. A continuación te vamos a dar 5 consejos para lograr el tipo deseado para el verano y hacerlo de manera saludable.

 

Cambia el chip. Tratar de perder mucho peso en poco tiempo no es una buena idea ya que la mayoría de veces se basa en opciones drásticas que se traducen más en pérdida de agua corporal que de grasa. Por eso, si queremos adelgazar de cara al verano, debemos olvidarnos de dietas y pensar en un cambio de estilo de vida que nos permita tener un peso saludable todo el año.

 

Márcate objetivos reales y ten paciencia. Antes de empezar la operación bikini, márcate objetivos que puedas cumplir. Los plazos realistas suelen ayudar de cara a bajar peso. Los expertos aconsejan no perder más de un kilo por semana para realizar un adelgazamiento de manera saludable.

 

Bebe mucha agua. Con el calor nuestro cuerpo necesita hidratarse y tenemos que beber más. Evita los refrescos azucarados y bebe sobre todo agua e infusiones. Llévate una botella de agua contigo y asegúrate que al terminar el día la botella esté vacía.

 

Come natural. Una alimentación basada en productos de origen vegetal como verduras, frutas, cereales, legumbres y frutos secos siempre será la opción más saludable. Te aconsejamos también los alimentos integrales ya que sacian más y son ricos en fibra.

 

Haz ejercicio. El ejercicio físico es el mejor aliado. La actividad física es fundamental en una vida saludable y también si quieres perder peso. Realizar ejercicio aeróbico de intensidad media-baja durante mínimo 30 minutos contribuye a quemar grasa. Correr, saltar a la comba, hacer una clase de Ciclo, Zumba, Step, Aeróbic… o subirse a una elíptica son algunos ejemplos.

 

Ahora ya lo sabes, ponte en marcha y ¡prepárate para el verano!