BlogEstar en formaEstilosMejorar mi saludVerme bien

STG Pérdida de peso

Yin-Yang, César y Cleopatra, Sevilla y el Guadalquivir,….entrenamiento y alimentación. ¿Qué tienen todas estas parejas en común? Sencillo, la una no puede ser sin la otra, se complementan, se mejoran.

 

Y cuando hablamos de pérdida de grasa, esta unión debe ser más fuerte. ¿Cuántas personas realizan programas de entrenamiento diariamente con alta exigencia y no logran el objetivo de perder grasa? De otro lado, ¿Cuántas personas se ciñen únicamente a una estrategia de dieta para perder grasa sin realizar deporte y no encuentran el cuerpo que desean? En ambos casos el resultado es el mismo: incompleto. Porque no es lo mismo perder peso que perder grasa.

 

Cuando perdemos peso se elimina además de la grasa, el músculo. Por eso cobra una importancia capital la actividad física.

 

Para maximizar la pérdida de grasa son necesarias dos vías: nutrición y actividad física/deporte.

Nutrición

Con respecto a la nutrición tenemos varias claves:

  1. Déficit calórico: si mi organismo necesita todos los días 2000 kcal para mantenerse tal y como está, y quiero perder grasa, deberé ingerir menos de 2000 kcal para que haya un déficit. Es decir, un balance energético negativo
  2. Alimentación saludable: o real food (comida real). Cuando hablamos de kcal no todas valen, estas deben ser de calidad.
  3. Reparto de macronutrientes: es vital tener claro que alimentos contienen nuestras necesidades o requerimientos. Es por ello que generar hábitos alimenticios y educar en un estilo de vida saludable es vital para garantizar el éxito esperado.
  4. Suplementación: siempre como complemento a nuestra alimentación y cuando haga falta por carencias o restricciones.

Actividad física o Deporte

Para la actividad física o deporte:

  1. Entrenamiento de fuerza: es necesario generar masa muscular que aumente nuestro metabolismo basal (la cantidad de kcal necesarias de manera diaria para que nuestro organismo complete sus acciones básicas)
  2. Entrenamiento cardiovascular: que sirva como complemento al trabajo de fuerza (no lo puede sustituir)
  3. NEAT: Non-exercise activity thermogenesis. Es decir, la energía utilizada para todo lo que no sea dormir, comer o ejercicio/deporte.

 

 

Estas dos variables son controladas en nuestro programa para grupos reducidos de pérdida de peso. Guiados de la mano de profesionales del deporte y la nutrición completaremos 12 semanas de trabajo y control exhaustivo donde el objetivo será reducir nuestro porcentaje de grasa y mejorar nuestra composición corporal.

 

El programa cuenta con una parte de entrenamiento y otra de nutrición. Al comiendo del programa se realizarán diferentes pruebas:

  • Biometría y toma de pliegues: medición de la composición corporal
  • Test de fuerza: medición del nivel de fuerza de la parte superior e inferior del cuerpo.
  • Test de resistencia cardiovascular: medición de capacidad aeróbica

 

Cada semana se realizan dos sesiones de 30 minutos de trabajo en grupo reducido (6 personas), con un entrenador que supervisa la actividad, y de otro lado dos sesiones programadas de entrenamiento individual. Cada tres semanas se realizará visita con el nutricionista para ver la evolución, y entregar el siguiente planning de alimentación.

 

Al final del programa se analizará la evolución y si se alcanza la meta deseada, así como la reprogramación de nuevos objetivos.

 

Cuantas más compromiso y seguimiento del programa marcado, mayor probabilidad de alcanzar el objetivo deseado.

 

¡¡Os esperamos!!