BlogEstar en formaEstilosMejorar mi saludRelajaciónRutinasVerano Viding

Consejos y técnicas de relajación para la mente durante los momentos más importantes del día

Comenzamos por la mañana. Al levantarnos, la mayoría de nosotr@s nos levantamos con prisa, o con la sensación de no descanso.

 

Pues bien para mejorar el despertar te proponemos lo siguiente, ponemos el despertador unos diez minutos antes, y cuando suene, quédate en la cama, moviendo con suavidad cada parte de tu cuerpo, es aconsejable que comiences moviendo y estirando con suavidad, pies, piernas caderas y espalda, y terminar con brazos y cuello, como si tu cuerpo se despertara poco a poco y con mucha conciencia. Después de movilizar tu cuerpo, siéntate en la cama y pisa fuerte el suelo, es una sensación muy agradable y da mucha fuerza mental para comenzar el día con los pies en la tierra.

Esta manera de levantarte, te conecta con el cuerpo, y ayuda a la mente saturada a comenzar el día con una  actitud más positiva J

 

Otro momento del día recomendado para tener un respiro es a la mitad de tu jornada, si tu trabajo es sentad@ o estas estudiando, estos estiramientos y respiraciones en solo diez minutos le van a sentar muy bien a tu cuerpo y a tu mente.

 

 

Coloca los talones de las manos en la frente, justo en las cejas o por encima, como te sientas más a gusto. Relaja los dedos y ejerce tanta presión en la frente con los talones como te resulte placentero. Realiza de cinco a diez respiraciones por la nariz.

Estiramiento cervical, coloca las manos detrás de la cabeza, con los dedos pulgares descansando en la base de cráneo. Inhalando, eleva el cráneo, estirando la parte posterior del cuello. Exhalando, usa las manos para empujar suavemente la barbilla hacia el pecho. Aguanta así cinco a diez respiraciones, con los ojos abiertos o cerrados.

Respiración con apertura de pecho, entrelaza los dedos de las manos por detrás de la espalda, con los codos rectos, siente como se abre el pecho, estirando hombros y clavículas, aguanta así cinco a diez respiraciones.

Estiramiento lateral, eleva los brazos rectos. Sujétate la muñeca izquierda con la mano derecha, inhalando, crece mucho y tira hacia arriba, exhalando, inclínate hacia la derecha. Asegúrate de tener ambos isquiones apoyados en la silla para que el estiramiento se realice por el lado izquierdo. Aguanta ahí, y después repítelo con el otro lado.

Por último como preparar la mente para ir a dormir.

El sueño es importantísimo para reparar tu cuerpo y tu mente, intenta dedicarle al menos 7horas, para el buen funcionamiento de tus células.

Primero es importante que no te acuestes recién cenad@, y esperes un poco antes de dormir, una digestión pesada no es muy recomendable para el descanso del cuerpo.

Despide el día haciendo un repaso de situaciones, palabras y detalles que te han gustado del día de hoy.

Esto nos ayuda a crear un ánimo alegre poco antes de dormir, desarrollas una disposición feliz para el sueño.

Una vez tumbad@ en la cama, respira profundamente, concéntrate únicamente en el acto de respirar y siente cómo este bienestar renueva tu organismo. Puedes utilizar una música suave de fondo o un aroma relajante, como lavanda, para crear un ambiente que invite a esa relajación que buscamos antes de dormir.